Peras al vino reinventadas

peras al vino

Las peras al vino son un clásico de los postres de otoño o de épocas más frías del año, pero con ésta propuesta, las podréis disfrutar también en primavera y verano.

Habréis visto en más de una ocasión, tanto aquí en el blog como en mi feed de Instagram que soy muy aficionada a los postres servidos en vasos (Aqui teneis un par de eejemplo: el lemon pie con crumble de romero o el trifle de red velvet). Todos tenemos vasos, más bonitos o menos, pero todos tenemos. Y éstos son una manera fantástica de servir los postres en raciones individuales que puedes controlar cuando los estás montando. Ésta vez me he decidido por versionar un postre que a pesar de ese aire «viejuno» que parece flota sobre él, es todo un clásico y con unos sabores maravillosos (al menos para mi): las peras al vino.

Cuando vivia en UK era un postre que encantaba (Poached pears in wine sauce with custard). Les gustaba que a mayores de la salsa de vino tinto especiado, llevase crema inglesa de vainilla para hacerlo más contundente (reminiscencias de los viejos tiempos, y para ayudar a disimular el frio!!).

Como podeis ver, este postre no pinta nada como las clásicas peras al vino, porque lo hemos convertido en un mousse de pera con gelatina de vino tinto especiado.

Pues si, eso mismo… en lugar de que sea un postre caliente y contundente para las épocas frías, vamos a convertirlo en uno ligero y refrescante para la primavera y verano o como colofón para una cena copiosa.

Además, éstas peras al vino son aun más fáciles de hacer que las tradicionales, y saben de maravilla!

Pasamos a la receta, que creo que os va a gustar!

*Con este post participo en el reto facilisimo Recetas de postres servidos en vasitos o copas

Peras al vino reinventadas

Ingredientes

Para la gelatina de vino

  • 1 taza de vino tinto
  • 1/2 taza de agua
  • una rama de canela
  • piel de naranja
  • 2 cucharadas de azucar moscovado
  • 2 hojas de cola pez gelatina neutra

Para el mousse de pera

  • Dos peras maduras y grandes de la variedad que queráis conferencia o packham las mejores
  • 1 brick de nata crema para montar
  • 2 cucharadas de azúcar glass impalpable, flor, como la conozcáis vosotros
  • 4 hojas de cola de pez gelatina neutra
  • Chocolate para fundir y canela en polvo para la decoración

Elaboración paso a paso

  1. Empezamos con la gelatina, poniendo en un cazo el vino, el agua, el azucar moscovado y la canela en rama y la naranja. Lo ponemos a fuego medio hasta que rompa a hervir, cuando lo bajaremos al minimo y dejaremos que evapore el alcohol del vino durante 5 minutos.
  2. Mientras, ponemos las dos hojas de cola de pez en un recipiente, cubiertas de agua fria, para que se hidraten.
  3. Pasado este tiempo, apagamos el vino y dejamos infusionar otros 5 minutos.
  4. Colamos el vino, para eliminar cualquier trozo de canela y de naranja, y añadimos las dos colas de pez bien escurridas.
  5. Removemos cuidadosamente hasta que toda la gelatina se haya combinado perfectamente con el vino aromatizado.
  6. Repartimos en 4 vasos y metemos en el refrigerador hasta que endurezca. Al menos un par de horas.
  7. Una vez que la gelatina haya "solidificado", hacemos el mousse de pera.
  8. Pelamos las dos peras, y las trituramos por completo con la batidora de mano o la licuadora. Queremos un puré muy fino.
  9. Ponemos las otras 4 hojas de gelatina a hidratar.
  10. Ponemos en un cazo el pure de pera y lo calentamos sin parar de remover con una cuchara, hasta que empiece a hacer pequeñas burbujas por los bordes (no hace falta que borbotee a lo loco)
  11. Añadimos las 4 hojas de gelatina bien escurridas y mezclamos bien.
  12. Mientras la "compota" de pera enfría un poco, en una batidora de pie, o lo que tengamos, batimos la nata con el azúcar glass (si lo queréis más dulce, aquí es donde vosotros lo condimentais a vuestro gusto) hasta obtener una textura bien firme.
  13. Con cuidado que la compota ni esté muy caliente (hemos de ser capaces de meter nuestro dedo en ella y soportar el calor, casi temperatura corporal), la unimos con la nata montada y mezclamos bien con una espatula con movimientos envolventes.
  14. Repartirmos el mousse de pera en los 4 vasos donde ya tenemos la gelatina bien firme.
  15. Metemos al refrigerador al menos otro par de horas, hasta que la mezcla tome cuerpo y consistencia de mousse.
  16. Una vez listos, y antes de servir, espolvoreamos con canela en polvo.
  17. Si se quiere, también podemos hacer alguna forma decorativa con chocolate cobertura derretido, y dejarla endurecer de nuevo para decorar y darle un aire más "dramático".
peras al vino

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies